martes, 21 de febrero de 2017

Carrera 10k Cetys Universidad 2017

Como suele pasarme, en los primeros meses de cada inicio de año soy lentón, porque subo algunos kilitos en invierno ─Ni modo, el frío me provoca mucha hambre─. Había entrenado para la Enchilada pero no pude asistir, por lo cual acumulé ganas de correr, de participar en una carrera mejor dicho. Entonces me animé al 10k del Cetys de Mexicali para así romper mi racha de tres meses sin entrar a carreras.

Aquí el evento principal es el medio maratón, pero como no traigo mucha velocidad pues mejor opté por la distancia corta. Hace dos años sí corrí el medio maratón, pero correr 10 kms es una distancia que ya extrañaba, porque me exige casi los mismo que una 5k, ir con todo, aunque ese "todo" no sea tanto, pero hay que dar lo que se tiene.

 


Cuando un día antes recogí mi número, lo vi como de buena suerte pues 362 suma once y es mi número favorito. Al amanecer solamente me hizo falta mi cafecito, el que me despierta bien y me llena de energía, pero no se me hizo, en la casa de mi suegra no lo toman y de pilón los Oxxos estaban cerrados y la carrera comenzaba a las 7:40, no me iba a esperar a que los abrieran. Así que a darle como me sintiera.

Ocho minutos después del arranque del contingente de medio maratón, salimos los que 10k. Honestamente pensaba en que iba a quedar dentro del top 20, pero al ver que sí habían buenos corredores ya lo vi muy difícil, pues llegó todo el club de Potros de Rosarito, quienes arrasarían con los primeros lugares, incluso los ganadores de esta carrera serían Jovani Candelario y Lupita Cruz, en cada rama, ambos de este buen club. Además estaban de vuelta Jorge Soriano, uno de los mejores de Mexicali y Gabriel de Ensenada, sólo por mencionar a los que ubico.



Comencé muy rápido, a paso de 3:15 el kilómetro, con la energía a tope, pero al darme cuenta del paso (en el reloj) le fui bajando y dejé  que me pasaran cuantos quisieran, pues no debía ir a esa velocidad, a un ritmo que sé que no aguantaría mucho tiempo y que me podría hacer quemar la pila antes de tiempo, osea tronarme.

El primer 5k es ligeramente de subida, así que quisiera o no, bajé el ritmo drásticamente. Hice 21:07 minutos hasta el kilómetro cinco. Un paso malo para mi, pues normalmente hago como máximo 20:30 minutos en la primera mitad de un 10k.

Estimé que unas 40 o 45 personas me habían rebasado, pero llegó un momento en que alcanzamos a muchos runners del medio maratón, así que con la mezcolanza ya no supe a quienes estaba pasando, dejando atrás.

En la separación de las distancias ya pude irme tranquilamente, sin correr hacia los lados continuamente para rebasar, pero se siente hasta raro, ver que lejos viene un solo corredor tras de ti, y muy pocos pero también alejados que van adelante. No pude seguir el paso de Lupita Cruz, y poco después hasta la señora Terrie Dowie se me escapó (aunque al final solamente me ganaron por un minuto).



Ya de regreso fui acelerando, presionándome para recuperar un paso que me hiciera llegar en menos de 45 minutos, pues por varios kilómetros fui muy lento, de modo que no podía sacudirme el ritmo de 4:30'.  
Cabe mencionar que una semana antes había entrenado 10k para ver como andaba e hice 42:07 minutos, así que si tomaba en cuenta el factor competencia aquí debía hacer 41:00 o un poco menos, pero... pues todo hacía indicar que mi energía no sería suficiente, y con tanta gente que me pasó seguramente ni un podio alcanzaría, porque al ver como la mayoría se metió a correr la otra distancia pensé en la posibilidad de un subir al podio al menos en mi categoría... digo, podría ser!

Sentí mi cuerpo muy pesado pero yo le exigía como si estuviera en mi peso ideal de corredor (3 kilos menos), al menos me llevé  a unos cuatro corredores más, para así enfilarme hacia la meta en solitario. ¡Uff que alivio cruzar el tapete de la meta, y por fin poder respirar con tranquilidad! Si me presiono es por gusto, es parte de los desafíos que uno elige.



Nos colgaron una bonita medalla con listón dorado, y nos las iban colgado al cuello... qué bonito se siente, no como en otros eventos que la dan en bolsita como si la compraras. Detalles como estos engrandecen los eventos deportivos, y nada puedo alegarle a los organizadores, pues hasta el horario de inicio fue bastante bueno. Nos dieron un agua y powerade y un kit de desayuno... y la camiseta dryfit excelente en color y diseño.

Sólo una cosa no me dejaba contento, mi tiempo de 43:23 minutos. Le dije a Lucy: "Mejor ya vámonos, que no hice el tiempo que quería, ni me sentí muy bien tampoco, y dudo mucho que me toque podio en la categoría". Por insistencia de ella fuimos a preguntar a un muchacho que estaba tomando nota a quienes iban cruzando la meta, y pues gracias a los chips él ya tenía los resultados.
Pidió mi número y nombre, y para nuestra sorpresa nos dijo que había ganado el primer lugar. Yo no me lo creía, en verdad que estaba sorprendido, y pensar que ya me quería ir. Fui el # 31 general de 221 participantes.




En la espera de las premiaciones todavía fui dos veces a revisar en una pantalla los resultados; quería asegurarme de que en verdad yo era el ganador en mi categoría de 40 a 44 años. "¿No se habrán equivocado?" pensaba.

Carrera de 10k del Cetys Mexicali. Una grata experiencia pues por primera vez obtengo un primer lugar en una competición, y éste es apenas mi séptimo podio en 13 años participando en carreras atléticas, hasta por ser pocas las veces es que se disfruta. Pero a seguir trabajando que hay marcas personales que igualar para después buscar superarlas.




martes, 17 de enero de 2017

Mitos y mentiras sobre el Running



1- Cúbrete para quemar grasa: 

¡Con sudar no adelgazas!  Cuando se quiere perder peso corriendo, hacerlo muy arropado, cubiertos de pies a cabeza, te hace sudar tanto que creerás que es lo normal para quemar grasa. Una imitación inútil entre corredores novatos, ya que al hacer esto tal vez sudes mucho, pero eso no significa que sea “grasa derretida”, tan sólo es sudor, y solamente estas deshidratando tu cuerpo; aunque sí quemas calorías por el hecho de correr, con esta acción no lograrás disminuir la grasa corporal,  sólo provocarás que llegues a casa con más sed y hambre.


2- Entre más kilómetros sumes serás mejor:

No es necesariamente cierto este punto, de que correr por más tiempo y  veces a la semana te vuelve un corredor más eficiente. A algunos corredores elite les funciona, pero si no nos dedicamos al running de modo profesional, lo más probable es que ganemos algunas mejorías pero también lesiones. Correr siempre distancias largas no es lo mejor, hay que buscar la variedad. Cabe hacerse la pregunta de si tu kilometraje semanal es necesario cuando no te estas preparando para competir en una distancia mayor al medio maratón. Una cosa es entrenar de manera consciente y controlada, y otra, salir a correr sin ton ni son para solamente sudar y cansarse. Se recomienda tomar un descanso completo a la semana (no correr) o hacer varios descansos activos repartidos en la misma semana, alternando entre carreras cortas pero intensas y alguna larga distancia. Sólo serás mejor y verás progreso si evitas lesionarte por correr en exceso.


3- Corre en ayunas y baja de peso: 

Se cree que salir a correr en las mañanas con el estómago vacío, con los niveles bajos de glucosa en la sangre se quema más grasa, ya que el cuerpo utiliza las reservas. Lo puedes hacer en algunas ocasiones si sales a trotar pocos kilómetros, pero no con ese fin, ya que si realmente quieres rendir, deberás tomar un ligero desayuno pre-carrera, algo que en verdad no te caiga pesado y a la vez te aporte carbohidratos. Un café con una rebanada de pan con mermelada, un plátano, un jugo verde, un yogur, etc. son ejemplos de algo ligero que te puede beneficiar.




4- Calentar no es tan importante:

Siempre es importante calentar el cuerpo antes de competir o de hacer entrenamientos fuertes. Tan sólo sigue la lógica, antes de trotar se camina, antes de correr se trota; así que antes de correr a tope, lo ideal habrá sido el haber calentado motores corriendo a mediana intensidad para que tu cuerpo responda bien y logres los objetivos que te planteaste.


 5-   Si compito más, mejoraré: 

Puede que te guste arrasar con todo el calendario de carreras y no perderte ninguna, así haya una en sábado y otra el domingo, sin embargo, deberás haber hecho buen trabajo entre semana, combinando con repeticiones de velocidad, ejercicios de fuerza y alguna tirada larga para ver mejorías en tus marcas personales. Los mejores corredores que conozco, no corren todas las carreras de competencia que existen, sino que eligen de forma inteligente cual sí les conviene y cuántas hacer en un mes o en un año y se entrenan específicamente para esas carreras. Recuerda, menos a veces es más (mejor) y evitas someter tu cuerpo al desgaste y por ende, las lesiones.


6-   Correr lesiona tus rodillas: 

Una de las mejores maneras de retrasar el daño en tus articulaciones, si lo haces bien, si estiras y calientas adecuadamente, es corriendo. De hecho, existen estudios que demuestran que correr fortalece los huesos, es decir, previene la osteoporosis, por lo cual tus rodillas serán más sanas que si no corrieras. Por eso no es extraño ver a corredores de edad avanzada terminando maratones y corriendo todo el tiempo como cualquier otro corredor más joven.




7-   Si corro mucho puedo comer todo lo que quiera:

Hay quienes se preguntan ¿por qué si corro tanto no bajo de peso? La respuesta es muy sencilla, se premian en demasía y comiendo de todo. Premiarse de este modo de vez en cuando, seguramente es merecedor, pero hacerlo todo el tiempo después de cada carrera no te ayudará a bajar de peso. Así como planeamos los ejercicios que haremos a diario, también es bueno planear comidas sanas (para que el cuerpo responda a las exigencias) o al menos evitando el alto consumo en azúcares y harinas refinadas.


8-   Maratón y Maratonistas:

Corredores hay muchos, pero no todos ellos son maratonistas. La gente "no corredora" piensa que maratonista es sinónimo de corredor, y no necesariamente es así, simplemente porque la mayoría de los corredores no han realizado un maratón.

La cosa es así: Los velocistas como Usain Bolt sólo corren 100 y 200 metros, o 400 metros como lo hiciera Ana Guevara. Los corredores de medio fondo abarcan desde los 800 hasta los 3000  metros planos; y están los fondistas, que recorren los 5 mil metros o mucho más. En este último grupo entran los maratonistas; éstos por gusto o competencia recorren la distancia de 42.195 kilómetros, la cual es la única distancia a la que se le debe nombrar maratón. Por lo tanto, es incorrecta la frase: “Hubo un maratón de 5 kilómetros el día de hoy”. Esa es una carrera de fondo “corta”, pero no es un maratón, aunque el maratón también sea una distancia de fondo. En conclusión:  Maratón = 42.195 kilómetros, ni más ni menos.


9-   Sólo los jóvenes pueden correr: 

Nada más falso. A cualquier edad se puede comenzar o retomar la práctica de un buen trote. Tomarse muy en serio la edad es negarse oportunidades a sí mismo; basta mencionar un ejemplo, al hindú Fauja Singh, quien retomó los entrenamientos a los 89 años cuando solamente había corrido en su juventud. A los 89 hizo su primer maratón y después haría muchos más. Él actualmente tiene 105 de edad y sigue trotando, pero ya retirado de los maratones.

Y hay muchos puntos más a tratar, que espero mencionar en otra ocasión, pero por el momento, estos son algunos de los más comunes y populares.








jueves, 15 de diciembre de 2016

8 piernas contra 2 ─Sobre el caso de Ana Guevara─


En mis inicios como corredor aficionado, puedo comentar que me entusiasmé aquella vez al ver a los marchistas mexicanos obtener medallas olímpicas, como aquella ocasión en que Carlos Mercenario ganó una plata (Barcelona 1992) y tanto me inspiró que a la mañana siguiente madrugué, y a oscuras, bajo un cielo estrellado me puse a correr por la colonia donde vivía.

Pero no me enganché en ese entonces, sino que me volví un corredor constante (uno no se da cuenta cuando sucede realmente), cuando fue la era de la más grande atleta y campeona no solo nacional sino mundial, por supuesto hablo de Ana Gabriela Guevara. Me tocó secarme las lágrimas de emoción y alegría varias veces al verla ganar sus carreras. Eran 400 metros de suspenso, y en menos de un minuto me alteraba emocionalmente, al menos admito que el corazón se me aceleraba a la par que ella apresuraba el ritmo en sus piernas... y por fin volvían el alivio y el júbilo al verla ganar una vez más.

Verla correr era en verdad inspirador, y como principiante que era yo en ese entonces, no pude mas que motivarme y echarle más ganas a mis propias carreras que hacía, ya fueran para bajar de peso, para llegar más lejos o para tomar mayor velocidad. Hasta hablábamos de ella mi amigo y yo mientras realizábamos los trotes. Nos sentíamos verdaderamente orgullosos por ser representados deportivamente por ella ante el mundo.

¡Qué irónico lo que acaba de suceder! La lamentable paliza que cuatro cobardes le propinaron, dándole de puñetazos y patadas una vez que bajaron de su camioneta y la tumbaron de su motocicleta... ¡¡Cuatro!!  ¡¡A una mujer!!.  Y, ¿cuántas veces no lo harán a gente que no se atreve a denunciarlos? A gente que nada les ha hecho en la vida. No es difícil imaginar que lo hagan hasta con los miembros de sus propias familias. 

─Y digo que qué irónico, pues mientras estas personas despreciables usaron sus piernas para golpearla, ella usó sus piernas para poner el nombre de México muy en alto; ese par de piernas que fueron el vehículo que con determinación y garra nos  hicieron partícipes de sus momentos gloriosos, en sus incontables triunfos por el mundo.



Duele ver que esto suceda, que la delincuencia y la violencia sigan en progresivo avance. Duele ver, no solamente que se lo hagan a ella, sino a cualquier otra persona, sin importar el género, edad o raza, puesto que todos somos seres humanos. En esencia, todos estamos hechos de lo mismo, pero es triste ver ese grado de insensibilidad cuando uno quisiera que las cosas terribles como esas (intolerancia, violencia, inseguridad, etc.) disminuyeran en vez de notar como aumentan.

Esperamos que reciban su merecido castigo ese cuarteto de cobardes y parásitos de la sociedad... y da tal coraje e impotencia el oír en las noticias a la senadora Ana Guevara al hacer su declaración de los hechos, que sólo se me ocurrió pensar en ese momento: ¿Por qué no se dan de patadas entre ellos mismos hasta cansarse y nos libran de sus estupideces?  (haciendo referencia a una frase de J.R. Tolkien).

Mientras tanto, en las redes sociales los comentarios negativos hacia ella por gente que nunca fueron sus seguidores (que no hace falta serlo), que ni valoran el hermoso esfuerzo deportivo por elevar la bandera mexicana infinidad de veces, que ni comprenden todo lo que luchó para llegar hasta donde actualmente se encuentra... es gente que si no apoya, por lo menos deberían de quedarse calladitos, para observar y aprender, pero noooo!, les encanta hablar y hacer derroche de sus carencias de valores cívicos. Gente misógina, retrógrada, perjuiciosa, ociosa, burlona, bully seguramente en sus vidas cotidianas, son los que demuestran tristemente la decandencia de los buenos valores de nuestra sociedad. 

¿Cómo se pueden burlar del dolor ajeno?  Ésto es tan sólo una cuestión de humanidad. ¿Dónde queda pues, la sensibilidad del individuo?  ¿Acaso se vino al mundo desprovisto de alma y corazón?

Mero intento de desahogo este ejercicio de escritura, y espero no ofender a nadie.

─Hace cinco años escribí sobre Ana Gabriela Guevara en este blog, les comparto de nuevo ese tema, donde se incluye una recopilación de sus logros y algunos de sus mejores carreras en video.

http://correhectorcorre.blogspot.mx/search?q=Ella+es+Ana+Guevara








lunes, 28 de noviembre de 2016

La Venta de Medallas y otros temas




Venta de Medallas:

Ahora que se ha puesto de moda que algunos venden y compran (obvio que si hay oferta hay demanda) las medallas de las carreras del serial delegacional, me pregunto ¿cuál es el orgullo de mostrar una frase completa con medallas no ganadas?, y me disculpo por los que si las corrieron todas pero no alcanzaron esas medallas, ellos tal vez tengan algo de razón en querer comprarlas, pero los que no las corrieron todas y simplemente quieren presumir la frase completa para decir que todas se las ganaron... pues, !qué chafa!, diría al modo de uno de mis sobrinos. 😛

Por supuesto ya lograda la obtención de dichas medallas, cada quien puede hacer con ellas lo que quiera, sólo aprovecho mi blog para expresar mi punto de vista. Yo corrí tres de esas carreras, bueno, una fue por el medio maratón y las otras dos, simplemente porque me quedaban cerca del área donde vivo, que si no, ninguna hubiese corrido, siendo sincero. Dos de las medallas las regalé, y fue a personas que me consta que la corrieron, pero solamente porque no alcanzaron la deseada presea, y para mi fue un gusto enorme el poder dárselas a personas que la merecían por su gran esfuerzo. Pero bueno, uno no conoce la necesidad de las personas, tal vez si yo las tuviese todas y realmente necesitara dinero, ¿sería posible que también me diera por venderlas?... y solamente por ser de carreras "pequeñas", que jamás me desharía de las de maratón. Cada quien sabrá que valor le dan a su esfuerzo por conseguirlas.

─Por cierto, se ha anunciado justo este día la entrega de 500 medallas más de la letra P, para quienes puedan comprobar con las otras que se ganaron, que la medalla P es la que les falta para completar la colección. 😲


Maratón de Mexicali del 2015.  Foto: Yo también corro en Tijuana.



Maratón en Relevos:

Y hablando de maratón, ya viene el "Gobernador", que en caso de correrlo, lo haré por octava ocasión, bueno quizás deba decir por séptima ocasión al no haberlo concluído en el 2010. Lo que no me gusta actualmente, es la modalidad de relevos, pero no voy a ahondar en el tema, sin embargo, recuerdo como insistí a una amiga el año pasado para que lo corriera (a Emery) y al final, que pena con ella, que no alcanzó medalla. Eso está mal, pues deben de dar tantos lugares de inscripción como cantidad de medallas puedan entregar, ya que terminar el reto del maratón no es cualquier cosa... que no se las queden los del staff, ni nadie más! 
Ya me salí del tema... bueno, volviendo a lo de correr un maratón en relevos, que sepan los participantes que no serán maratonistas por hacerlo en 10 o 12 kms cada uno, y que no exigan medalla al llegar, o puede que por confusión, las chicas encargadas de entregarlas, al llegar les den a los que cierran el último relevo de maratón. Por dignidad y buena consciencia, no la acepten, que es aprovecharse de la confusión, no es que en verdad sean suyas... no me gustaría saber que como a mi amiga que no alcanzó en el 2015, le suceda lo mismo a otros. De acuerdo a la convocatoria, se entregarán únicamente camisetas a los que corran esta modalidad. Suerte!


Una de las mejores opciones para ganar fuerza muscular.


 Cerros y Montañas:

Y hablando de esta distancia, algunos corredores amateurs y principiantes todavía se confunden. Puedo decir que conozco a uno (cercano) que me pregunta: "¿No vas a ir al maratón de este fin de semana, es uno como de 5 kms?
Los corredores no nos cansaremos de aclarar como es el rollo con las distancias, sobre todo a quienes no corren y como tema de conversación en las fiestas o convivios nos hablan siempre de correr (porque desconocen nuestros hobbies u otros gustos), pero hay corredores novatos que parece que se les dificulta el retener la información de que 42.195 kms son un maratón, ni más, ni menos.

Y ya que menciono (aunque parezca criticón) cosas que se dicen bien y otras que se dicen mal, es bueno dejar por aquí la aclaración de que cerro y montaña no es lo mismo. He visto como se confunden y a la vez se propaga por desconocimiento, la idea de que ser corredor de montañas es lo mismo que corredor de cerros. Los hay ambos, pero hay que decirlo, la diferencia puede ser grande, pues radica principalmente en la elevación del terreno. Si no mide más de un kilómetro de altura, no es montaña, es cerro. 
Afortunados esos corredores que pueden darse el lujo de ir a entrenar sobre montañas... pero vaya! también somos muy afortunados los que podemos correr en los cerros. Cómo negar mi suerte de tener el cerro Colorado tan cerca!.., y, aunque me dí una caída inolvidable en mi primer experiencia, me encanta la idea de repetir los 25 kms de Baja Trail Runners, el cual será en marzo.

Dicho todo esto, más como un desahogo que con afán de criticar... 😊

Agradezco por visitar, por comentar y compartir!






martes, 15 de noviembre de 2016

Silver Strand Half Marathon 2016



Cosas que pasan: Después de cuatro años, por fin se me hizo volver a correr el Medio maratón del Silver Strand, el de Coronado a Imperial Beach. Aquella vez tuve récord personal con 1:34 horas, pero esta vez ni cerca estuve de repetirlo. Recuerdo como lo disfruté esa vez, clima perfecto, ruta fregona y gran ambiente.

Foto: Facebook del Half marathon Silver Strand

Entrené para correr debajito de 1:30 horas, y aunque manejé la carrera mentalmente empujándome a no ceder el ritmo, pues no, no se me hizo. Me presenté a correr con secuelas de una gripa que me gané por correr velocidad con vientos "santana" y sentí el cuerpo cortado en todo momento... las piernas no respondieron a mis exigencias, y para colmo la ciática se sumó a las molestias. El clima no ayudaba mucho, estaba seco y cálido en pleno 13 de noviembre, y el agua que dieron fue muy poca.

Se supone que dieron un energy drink (así lo voceaban), pero al beber lo poco del contenido del vasito, este sabía a pura agua con ligero sabor dulce, es decir, estaba bastante rebajada la prometida bebida energética.

Así amaneció esa mañana. La carrera comenzaría a las 7:30 a.m.

Por mi parte, todo lo que consumí (antes y durante) como suplemento energético parecía simple placebo. En casa, al levantarme me bebí mi café con un toque de canela. Al poco rato tomé un vaso de licuado de espinaca con jugo de naranja, más una galleta energy bar de Cliff y pues lo que menos me esperaba es que me fuera a faltar energía al correr.

El primer 5 mil era un mal presagio, apenas arriba de 21 minutos, cuando acostumbro a correr el primer 5k en un medio, entre 20 y 20:30', y eso que se comienza de bajadita en la ruta que arranca de la Isla Coronado.




Para el 10k quería hacer 41:40 aproximadamente, sin embargo llegué en un poco más de 44 minutos. De plano tuve que dar por perdida una nueva marca personal. Los 15 kms?? Aquí hasta ganas tuve de caminar, que no lo hice, pero el extraño agotamiento me hizo bajar el ritmo considerablemente. Con que llegase debajo de 1:40 sería para mi una marca decente, que fuera de acuerdo a mis entrenos y a mis marcas en los "medios" que he corrido en los últimos años.



Fue agradable ver a chicos del club de Potros de Rosarito que iban tres de ellos en el top 10, y uno de ellos fue tercero general. Germán Rodríguez hijo, nuestro fotógrafo estrella en Tijuana, venía no muy lejos, y pensaba que ojalá me alcanzara para acompañarnos juntos hasta la meta. En verdad que me da mucho gusto saber que este chico corre medios maratones aparte de ser tan profesional en su trabajo de tomarnos fotos a los corredores; es otra faceta de él que tal vez muchos ignoran... que también corre.


Llegué muy deshidratado a la meta. Me marcó el Gps casi 200 metros de más, lo cual aclaraba el porqué mi ritmo no me había hecho llegar en 1:39' horas como creí que sucedería.
Mi lugar de llegada fue el 93... Híjole! Comencé entre los primeros 30 y poco a poco, unas 60 personas me fueron pasando (y de ambos sexos). Hasta en mis planes había estado el dar batalla en mi categoría, y posiblemente pude alcanzar el tercer lugar, ya que la persona que obtuvo ese puesto hizo casi 1:35 horas y mi récord personal es 1:31'... en fin, ironías de la vida.

Por lo menos corrí como si tuviera nueve años menos de edad (ja,ja,ja), pues hice un tiempo similar a un medio maratón del 2007... pero, ¡volveré y me desquitaré, condenado Silver Strand! Oloverás, como decía mi abuelita Francisca.


Imagen: Lucy Domínguez









Archivo del blog